Qué es la placa bacteriana




















Es una película incolora, pegajosa compuesta por bacterias y azúcares que se forma y adhiere constantemente sobre nuestros dientes. Es la principal causa de las caries y de enfermedad de encías y pueden endurecerse y convertirse en sarro si no se retira diariamente se produce por la mala higiene oral que se le da a la boca.








¿Cómo sé si tengo placa?








Todos tenemos placa porque las bacterias se forman constantemente en nuestra boca. Para crecer y desarrollarse, las bacterias utilizan residuos provenientes de nuestra dieta y saliva. La placa provoca caries cuando al producirse los ácidos, éstos atacan a los dientes después de comer. Los ataques ácidos repetidos destruyen el esmalte dental y originan caries. Además, si la placa no se elimina correctamente irrita las encías alrededor de los dientes y da origen a una gingivitis (encías sangrantes, inflamadas y enrojecidas), a enfermedades periodontales (enfermendad en los tejidos de soporte del diente) e incluso a pérdida de piezas dentales.¿Cómo prevenir la formación de placa?Con los cuidados adecuados, es fácil prevenir la formación de placa. Es importante respetar los siguientes cuidados:
Cepíllese cuidadosamente, por lo menos dos veces al día, para retirar la placa adherida a la superficie de los dientes.
Use hilo dental diariamente para retirar la placa que se forma entre los dientes y debajo del borde de las encías, donde el cepillo dental no llega.
Limite el consumo de almidones y azúcares, especialmente alimentos pegajosos.
Programe un calendario de visitas regulares al odontólogo para las limpiezas profesionales y los exámenes odontológicos. s
i el paciente no hace una buea higiene bucal la placa bacteriana produce la caries y que es la caries.




La caries





es una enfermedad multifactorial que se caracteriza por la destrucción de los tejidos duros del diente como consecuencia de la desmineralización provocada por los ácidos que genera la placa bacteriana a partir de los restos de alimentos, que se exponen a las bacterias que fabrican ese ácido, de la dieta, la destrucción química dental se asocia a la ingesta de azúcares y ácidos contenidos en bebidas y alimentos, la caries dental se asocia también a errores en las técnicas de higiene asi como pastas dentales inadecuadas, abuso de cepillado dental, ausencia de hilo dental, asi como también con una etiología genética, se estudia aún la influencia del pH de la saliva en relación a la caries. Tras la destrucción del esmalte ataca a la dentina y alcanza la pulpa dentaria produciendo su inflamación, pulpitis, y posterior necrosis (muerte pulpar). Si el diente no es tratado puede llevar posteriormente a la inflamación del área que rodea el ápice (extremo de la raíz) produciendose una periodontitis apical, y pudiendo llegar a ocasionar un absceso, una celulitis o incluso un flemón.





ETIOLOGIA DE LAS CARIES





La caries dental es una enfermedad multifactorial, lo que significa que deben concurrir varios factores para que se desarrolle. Hasta el momento las investigaciones han logrado determinar cuatro factores fundamentales:
Anatomía dental: la composición de su superficie y su localización hace que los dientes retengan más o menos
placa dental. Por ejemplo, los dientes posteriores (molares y premolares), son más susceptibles a la caries ya que su morfología es más anfractuosa y además presentan una cara oclusal donde abundan los surcos, fosas, puntos y fisuras, y la lengua no limpia tan fácilmente su superficie; las zonas que pueden ser limpiadas por las mucosas y por la lengua se denomina zona de autoclisis. Además es necesario nombrar el rol del hospedero a una mayor o menor incidencia, debido a una susceptibilidad genética heredada o bien por problemas socioeconómicos, culturales y relacionados al estilo de vida (estos últimos condicionarán sus hábitos dietéticos y de higiene oral).
Tiempo: recordemos que la
placa dental es capaz de producir caries debido a la capacidad acidogénica y acidoresistente de los microorganismos que la colonizan, de tal forma que los carbohidratos fermentables en la dieta no son suficientes, sino que además éstos deben actuar durante un tiempo prolongado para mantener un pH ácido constante a nivel de la interfase placa - esmalte. De esta forma el elemento tiempo forma parte primordial en la etiología de la caries. Un órgano dental es capaz de resistir 2 h por día de desmineralización sin sufrir lesión en su esmalte, la saliva tiene un componente buffer o amortiguador en este fenómeno pero el cepillado dental proporciona esta protección, es decir, 30 min posterior a la ingesta de alimentos el órgano dental tiene aún desmineralización, la presencia de azúcar en la dieta produce 18 h de desmineralización posterior al cepillado dental asociado como destrucción química dental independientemente de la presencia de un cepillado de calidad en el paciente.
Dieta: la presencia de
carbohidratos fermentables en la dieta condiciona la aparición de caries, sin embargo los almidones no la producen. Pero es necesario aclarar que el metabolismo de los hidratos de carbono se produce por una enzima presente en la saliva denominada alfa amilasa salival o ptialina, esta es capaz de degradar el almidón hasta maltosa y de acuerdo al tiempo que permanezca el bolo en la boca podría escindirla hasta glucosa, esto produce una disminución en el pH salival que favorece la desmineralización del esmalte. Un proceso similar sucede a nivel de la placa dental, donde los microorganismos que la colonizan empiezan a consumir dichos carbohidratos y el resultado de esta metabolización produce ácidos que disminuyen el pH a nivel de la interfase placa - esmalte. La persistencia de un pH inferior a 7 eventualmente produce la desmineralización del esmalte. Además la presencia de hidratos de carbono no es tan importante cuando la frecuencia con la que el individuo consume se limita a cuatro momentos de azúcar como máximo, de esta manera la disminución brusca del pH puede reestablecerse por la acción de los sistemas amortiguadores salivales que son principalmente el ácido carbónico/bicarbonato y el sistema del fosfato.
Bacterias: aquellas capaces de adherirse a la película adquirida (formada por proteínas que precipitaron sobre la superficie del esmalte) y congregarse formando un "biofilm" (comunidad cooperativa) de esta manera evaden los sistemas de defensa del huésped que consisten principalmente en la remoción de bacterias saprófitas y/o patógenas no adheridas por la saliva siendo estas posteriormente deglutidas. Inicialmente en el biofilm se encuentra una gran cantidad de bacterias gram positivas con poca capacidad de formar ácidos orgánicos y polisacáridos extracelulares, pero estas posteriormente, debido a las condiciones de anaerobiosis de las capas más profundas son reemplazadas por un predominio de bacterias gram negativas y es en este momento cuando se denominada a la placa "cariogénica" es decir capaz de producir caries dental. Las bacterias se adhieren entre si pero es necesario una colonización primaria a cargo del
Streptococcus sanguis perteneciente a la familia de los mutans además se encuentran Lactobacillus acidophilus, Actinomyces naeslundii, Actinomyces viscosus, etc.
En condiciones fisiológicas la ausencia de uno de estos factores limita la aparición o desarrollo de la caries.



Tejidos dentales



El esmalte dental:
es un tejido duro, acelular (por lo tanto no es capaz de sentir estímulos), que cubre la superficie de la corona del diente. Está compuesto por:
Un 96% de materia inorgánica (cristales de hidroxiapatita).
Un 2% de materia orgánica.
Un 2% de agua
La dentina: la dentina es un tejido duro y con cierta elasticidad, de color blanco amarillento, no vascularizado, que está inmediatamente por debajo del esmalte. Es un tejido que en su parte más interna contiene los procesos de una célula llamada odontoblasto localizada en la pulpa. Esta compuesta por:
Un 70 % de tejido inorgánico compuesto por cristales de hidroxiapatita
Un 18% formado por materia orgánica (proteinas colágenas) responsables de esa elasticidad.
Y un 12% de agua.
El cemento radicular: es un tejido duro, parecido al hueso, que rodea la superficie externa de la raiz. Está en íntimo contacto con unas fibras llamadas ligamento periodontal que une unen este tejido al hueso. La composición del cemento posee distintos factores que modifican esta composición, normalmente:
En el adulto consiste en alrededor de 45-50% de sustancias inorgánicas (fosfatos de calcio).
50-55% de material orgánico (colágeno y mucopolisacáridos) y agua.



PRINCIPALES MICROORGANISMOS INVOLUCRADOS EN LAS CARIES


Streptococcus sanguis (1º en colonizar la película dental)
Streptococcus sobrinus
Streptococcus mitis
Streptococcus salivarius
Streptococcus mutans (predominan 7 días después de la colonización bacteriana).
Actinomyces viscosus
Actinomyces naeslundii
Streptococcus oralis
Actinomyces spp
Haemophilus
Lactobacillus acidophilus
Neisseria flava, Bifidobacterium, Rothias, Clostridium, Propionibacterium y Eubacterium, poseen un potencial acidógeno y acidotolerante, pero no como aquel que tiene el S. mutans, y por lo tanto tienen un bajo potencial cariogénico.
Kostadinus ivaniniov










ENFERMEDADES PRODUCIDAS POR UNA MALA HIGIENE ORAL


Las enfermedades periodontales (de las encías), cuyo factor etiológico primario es el biofilm dental (comunidades de bacterias presentes en la cavidad bucal), son las mayores responsables por la pérdida de dientes en adultos y puede también provocar alteraciones gingivales como la gingivitis en prácticamente toda la población adonde la higiene oral no es adecuada.Se considera a las enfermedades periodontales como infecciones en las estructuras de soporte de los dientes (hueso, ligamento periodontal y encías) causadas por bacterias presentes en la placa. Las alteraciones más comunes, en lo referente a enfermedades, son gingivitis (inflamación de las encías) y periodontitis (pérdida del soporte óseo de los dientes).


Gingivitis:



es la inflamación de la encía que guarnece la dentadura. Ella afecta los adultos y niños, abarcando gran parte de la población.Las características clínicas principales son el sangrado del borde gingival al cepillado o espontáneamente, rojez, edema y cambio en la textura (flaccidez) de la encía. La causa principal es la acumulación demasiada de bacterias (placa) entre la encía y el diente. La gingivitis causa malestar, sangrado y mal aliento. Si persiste la gingivitis por largos periodos, meses o años, podrá evolucionar hacia una periodontitis, cuyo daño principal es la pérdida de soporte de los dientes, y incluso hacia la pérdida de los dientes.Para evitar la gingivitis se aconseja el correcto cepillado de los dientes y encías y el uso de hilo dental o cepillos interdentales por lo menos una vez al día.Una vez instalada la gingivitis se recomienda un examen periodontal adonde se hará un diagnóstico correcto de la enfermedad. Los tratamientos más comúnmente administrados son la eliminación de la placa y del sarro (depósito duro de placa) por medio de sesiones de raspado y alisado de los dientes, instrucción para la higiene oral individualizada y consulta de manutención periódica.Tras el tratamiento local tenemos el restablecimiento de la salud gingival de 7 a 21 días. La gingivitis puede también tener influencias de factores sistémicos como la diabetes, trastornos hormonales, inmunológicos y otros.Es importante mantener la disciplina en el cepillado diario, además de una revisión periódica por parte del dentista. Las pastas de dientes más indicadas son las que contienen productos antiplaca y antisarro, comúnmente encontradas en la mayoría de las cremas dentales. Las pastas son coadyuvantes del cepillado, pero el tiempo dedicado y la orientación son más importantes que las cremas dentales. Cuando una encía sangra significa que ella está enferma. En los sitios donde ocurre el sangrado se debe intensificar y mejorar el uso del hilo dental y cepillos. El dentista a veces tiene que eliminar algún punto retentivo de placa (restauraciones o sarro) para restablecer la salud gingival.


Periodontitis:
La periodontitis es una enfermedad que lleva a la pérdida gradual de los tejidos de soporte del diente: hueso, ligamento periodontal y cemento.Al igual que la gingivitis, la causa principal es la acumulación de placa entre la encía y el diente. Sin embargo, la diferencia reside en que la respuesta inmunológica (defensa) es variable para cada individuo. Las personas que tienen una alteración de menos en las defensas, heredadas genéticamente o por algún compromiso de la salud o de conducta, son las más susceptibles a la periodontitis.La enfermedad ocurre con más frecuencia en los individuos adultos con más de 35 años. Suele también, en menor frecuencia, afectar a las personas jóvenes o incluso a los niños.Alteraciones sistémicas como la diabetes pueden influir en el curso de la progresión de la enfermedad.El tabaco y el estrés son igualmente coadyuvantes que contribuyen a una mayor pérdida de sustentamiento en las periodontitis activas (no tratadas).Las características no siempre son perceptibles, sobre todo en el inicio y solamente el examen clínico y radiográfico podrán identificar la enfermedad.Los tratamientos se basan en la eliminación de la causa a través de raspado, alisado y pulido de los dientes, además de una buena higiene oral.De acuerdo con los resultados del tratamiento se establecen visitas periódicas al periodoncista para hacer el diagnóstico y evitar la repoblación bacteriana, eliminando la recaída de la enfermedad. Cabe notar que nuevas bacterias vienen agregarse a los dientes todos los días

como hacer una buena higiene oral




HIGIENE ORAL


















Que es la higiene oral



la higiene oral son los habito muy importante para la salud de los dientes, la boca y el organismo en general para prevenir enfermedads cono la periodontitis.




La Enfermedad Periodontal es la principal causa de pérdida dentaria en los adultos, afectando a tres de cada cuatro personas en algún momento de su vida. La mejor manera de prevenir la Enfermedad Periodontal y la Caries dental, responsables de la pérdida dentaria, es el uso del cepillo de dientes, el hilo de seda o el cepillo interproximal y las visitas regulares al dentista. Manteniendo sus dientes naturales podrá masticar con mayor comodidad y disfrutar de una mejor digestión. Tendrá una sonrisa sana, complemento natural de su imagen y podrá hablar con mayor comodidad que si llevara prótesis dentales. La correcta higiene oral protege su salud, y le ahorra dinero. Mediante la prevención de sus problemas dentales, sus costes de tratamiento se reducirán drásticamente. El tiempo empleado para ello, le supone alrededor de diez minutos diarios; menos tiempo que afeitarse o maquillarse. Con todos estos beneficios, la correcta higiene oral es parte esencial de una vida saludable. La principal responsable de la Enfermedad Periodontal y de la aparición de Caries es la placa bacteriana. La placa dental bacteriana es una película incolora y pegajosa que se forma constantemente entre los dientes, incluso en ausencia de comida. La eliminación cuidadosa de la placa mediante el cepillado diario y el uso de la seda dental y/o cepillo interproximal le ayudará a prevenir la Enfermedad Periodontal y las Caries. Este folleto explica como utilizar el cepillo de dientes, la seda

interdental y el cepillo interproximal eficazmente, e informa de la existencia de otros instrumentos de higiene bucal complementando las instrucciones que Vd. reciba de su dentista o de los miembros de su equipo.

Cómo
cepillarse?
Empiece con el material adecuado, un cepillo de filamentos suaves que le permita llegar a todos los dientes. Si los filamentos de su cepillo están torcidos o desgastados, compre otro. Un cepillo en mal estado no limpiará adecuadamente sus dientes. Para limpiar las superficies externas de los dientes, coloque el cepillo en un angulo de 45 grados apoyándolo en la unión de encía y diente. Mueva con suavidad el cepillo varias veces mediante pequeños movimientos circulares y/o laterales. Aplique ligera presión para que los filamentos penetren entre diente y diente, pero no use presión excesiva y que le haga sentir molestias. Después de cepillar las superficies externas de todos sus dientes, haga lo mismo con la cara interna de los dientes posteriores. Para limpiar las superficies internas de los dientes anteriores, tanto superiores como inferiores, coloque el cepillo en posición vertical. Realice movimientos adelante y atrás sobre cada diente y la encía que lo rodea. Para limpiar las superficies de masticación, realice pequeños movimientos circulares y laterales.

como usar la s
eda dental

La Enfermedad Periodontal empieza frecuentemente entre los dientes, dónde el cepillo no llega, El uso de la seda dental es un método efectivo para elinminar la
placa dental de estas superficies. Las siguientes instrucciones le ayudarán, pero el uso correcto de la seda dental requiere tiempo y práctica. Empiece con un trozo de seda dental de unos 45 cms. de longitud. Enrolle la mayor parte del hilo en el dedo medio de una mano, y el resto en el mismo dedo de la otra mano. Para limpiar los dientes superiores, sujete el hilo entre el pulgar de una mano y el índice de la otra, dejando poco más de 1 cm. de seda entre ambos. Inserte la seda entre los dientes utilizando un movimiento de sierra. No fuerce el hilo, y llévelo hasta la unión encía-diente. Cúrvelo en forma de "C" contra un diente deslizándolo dentro del espacio entre encía y diente hasta notar resistencia.
Usando ambas manos, mueva el hilo arriba y abafo en la cara de un diente, repitiendo esta técnica en todas las caras de los dientes superiores.
A medida que el hilo de gaste, enróllelo en un dedo desenrollando del opuesto para obtener una porción nueva. Para limpiar entre los dientes inferiores encontrará mayor facilidad si guía el hilo usando los índices de ambas manos. No olvide la cara posterior del ultimo diente de ambos lados, tanto superior como inferior.Enjuáguese con agua después de usar el hilo, para eliminar la placa y partículas de alimentos.La primera semana de utilización del hilo, sus encías pueden sangrar o estar ligeramente inflamadas. Con el uso diariosus encías sanarán, y dejarán de sangrar, si no lo hacen, consulte con su dentista.









Cepillo interproximal
En personas con mayores espacios entre diente y diente, puede sustituirse el uso de la seda dental por un cepillo interproximal, que utilizará pasándolo a través de este espacio de fuera a dentro y viceversa, frotando las caras laterales de los dientes. Si el cepillo interproximal no entra cómodamente, no lo fuerce. Puede ser que el espacio no sea lo suficientemente amplio y deba utilizarse la seda dental.
Si tiene alguna duda respecto a su uso, consulte a su dentista o a un miembro de su equipo









¿Están mis dientes limpios?
Para comprobar que sus dientes están limpios, puede usar una pastilla o solución reveladora que le proporcionará su dentista o su farmacia (estos líquidos o tabletas están hechos de fibras vegetales inocuas que tiñen temporalmente la placa dental). Mastique la tableta hasta que se disuelva y enjuáguese con agua. Mire ahora sus dientes en un espejo. Las áreas teñidas indicarán sitios donde aún hay placa dental. Estas áreas precisan probablemente atención especial durante su cepillado. Cepille las áreas teñidas hasta que la tinción desaparezca.









Dientes sensibles
Después del tratamiento periodontal, hay frecuentemente sensibilidad al calor o frío. Normalmente es temporal, durando como mucho algunos meses, pero sólo si la boca se mantiene meticulosamente limpia. Si no, la sensibilidad permanecerá o incluso podría aumentar. Si sus dientes son especialmente sensibles, pida a su dentista que le recomiende una pasta dentífrico o colutorio específicos para dientes sensibles.
Instrumentos de higiene oral complementarios

Cono de Goma: Sirve para limpiar las caras laterales de los dientes, pero generalmente no puede pasar a través de dentro o fuera ni viceversa. Muy útil para masajear la encía.
Cepillos Eléctricos: Son aquellos que mediante un motor accionado por pilas o batería producen movimientos laterales automáticamente, lo que facilita la eliminación de la placa dental.
Cepillo Eléctrico Rotatorio: Los filamentos del cepillo ejercen movimientos rotatorios automáticos facilitando también la eliminación de la placa dental.
Dentífricos: Cualquier pasta dentrífica fluorada es eficaz para colocarla en el cepillo de dientes y disminuir radicalmente la aparición de Caries. Hay pastas dentífricas más específicas para mejorar la sensibilidad térmica de los dientes y algunas más abrasivas para eliminar tinciones, pero no existe ninguna específica para tratar la Enfermedad Periodontal.
Colutorios: Muy útiles para complementar el cepillado e instrumentos interdentales. Algunos llevan un componente fluorado que ayuda a prevenir la aparición de Caries.






HIGIENE ORAL EN LOS NIÑOS









Muchas inquietudes respecto a la higiene oral de los niños se presentan entre los padres, es común pensar que la limpieza de la boca en un niño se realice cuando este tenga todos sus dientes en boca, pero es importante tener presente que un correcto cuidado de los dientes y encías de nuestros hijos deben realizarse desde que nacen.La boca de un recién nacido consta de encías superior e inferior llamadas rodetes gingivales, éstos ayudan al niño a la alimentación y así como a los dientes hay que mantenerlos limpios no solo para prevenir infecciones sino también para acostumbrar o ambientar al niño a un cuidado regular de su boca. La higiene de los rodetes gingivales se realiza con un pedazo pequeño de gasa humedecido con agua limpia para retirar los residuos de leche materna u otro tipo de alimento. Es conveniente hacer este procedimiento por lo menos 3 veces al día. Un odontopediatra puede indicarle mas detalladamente como realizar esta labor, la cual a su vez estrechará aún mas los lazos de afecto con su bebé. Cuando aparecen los primeros dientes en boca, es recomendable utilizar un cepillo de cabeza pequeña y cerdas muy suaves para limpiar correctamente todas las superficies de estos sin lastimar las encías. En el mercado ya se encuentran cepillos adecuados para el tamaño y características de la boca de éstos bebés, su odontopediatra podrá igualmente recomendarle un cepillo adecuado para llevar a cabo esta labor.Es importante que tenga en cuenta que es normal un poco de sangrado en las encías de estos dientes recién erupcionados debido a que su mismo proceso de erupción se inflaman los poco los tejidos y al cepillarlo pueden lastimarlos.En principio, el aseo puede hacerse con agua y cepillo, tenga en cuenta no utilizar cremas dentales a esta edad pues el bebé podría ingerirlas y esto causaría un exceso de flúor en el organismo produciendo la enfermedad conocida como fluorosis en los dientes permanentes.A medida que salen más y más dientes, la boca del niño va creciendo y también cambian su alimentación. Es hora pues de buscar un cepillo con una cabeza un poco mas grande y alargada, con el objetivo de que alcance los últimos molares. Cepillos con estas características se encuentran en una gran variedad de motivos y colores llamativos la mayoría para los niños. Es importante conocer las indicaciones de cada uno de ellos, con respecto a esto es recomendable usar un cepillo con mango grueso y antideslizante, lo que ayuda mucho al los padres o acudientes del niño quienes en ultimo caso son los que deben limpiar muy bien sus dientes. A medida que el niño va creciendo se recomienda una crema dental con flúor, las cremas dentales deben ser para niños, pues estas contienen menos cantidad de flúor que la de los adultos, además se aprovechan los beneficios del flúor. Sin embargo, continúa el riesgo de fluorosis, es por esto que debe usarse en poca cantidad Mantenga fuera del alcance de los niños estas cremas para que no las ingiera de forma exagerada. A la edad de 2 a 3 años ya los niños tienen completa su primera dentición y quiere ser independiente en todo su arreglo personal, lo que obviamente involucra su boca y va a querer realizar su higiene oral sin ayuda de sus padres. Es importante permitir hacerlo pero igualmente es indispensable que luego lo cepille correctamente un adulto. Recuerde que es importante que un adulto cepille al niño y lo revise al menos hasta los 8 años de edad. Tenga en cuenta que esta primera dentición es tan importante como la sucedánea y es en ésta donde los niños adoptan hábitos de higiene necesarios para mantener una correcta salud bucal. No olvide también el uso de seda dental, así su hijo tenga los dientes separados y no retenga alimentos, el uso temprano de la seda o hilo dental, permitirá al niño familiarizarse con ella, ya que es tan importante como un correcto cepillado. Evite el uso de enjuagues de flúor o de cualquier otro tipo, a menos que su odontopediatra lo sugiera , recuerde que estos en exceso pueden causar anomalías en su dentición permanente.Comenzar entonces un correcto cuidado de la boca de su hijo tempranamente no solo ayudara a tener una salud oral óptima sino que su hijo adoptará hábitos de higiene adecuados. Haga de la limpieza de los dientes de los niños algo agradable con música, juegos o con su personaje de Tv. favorito para que su hijo no vea como un fastidio realizar su higiene oral. Dé usted buen ejemplo, debe practicar buenos hábitos de salud oral. Además es recomendable cepillarse y usar la seda dental en familia, su hijo se familiarizará con este tipo de actividad. Establezca para sus hijos visitas regulares al odontopediatra, lo más importante es la prevención y será más agradable para los niños asistir para una limpieza dental que por una urgencia.Si su niño tiene malos hábitos de higiene oral, es importante que se los cambie ahora. Cuando uno es adulto modificar los hábitos se torna más difícil. Una sonrisa agradable, con una buena salud oral hacen que su hijo crezca con una buena apariencia personal, así como una buena autoestima. Recuerde lleve su hijo donde el odontopediatra para que entre los padres y el especialista ayuden a su hijo a tener unos dientes sanos y fuertes.